Ir al contenido principal

Redistribución y Decoración en Vila-real, Castellón.

Este proyecto se preparo para una vivienda de unos 60 mts cuadrados, compuesta por salón comedor, cocina, dos habitaciones y un baño. El problema de esta vivienda es que no tenia nada que la hiciese cómoda, practica y confortable a la propietaria. El salón era de un tono entre beige y gris, en las habitaciones, en el que era su dormitorio, la pared del cabecero estaba pintado en un Turquesa fuerte, al igual que la habitación del menor, que para colmo, no tenia una pared, tenia las dos paredes grandes enfrentadas en el mismo color Turquesa vivo, combinado con los muebles. Antes de la llegada del menor, esa habitación era el vestidor, de ahí que lo pintara de ese tono. y lo mejor me lo dejó para el final, en la cocina, las dos columnas enfrentadas, estaban pintadas en un verde pistacho flúor, que dañaba a la vista, combinado con un tono blanquecino en las paredes. Otro de los problemas era que no tiene una entrada en si, de la puerta de la calle accedes directamente al pasillo de distribución, y la vivienda acusaba de objetos decorativos, dos marcos encima de la tele y un portafotos con varias, encima del mueble del salón.. La vivienda pedía a gritos una actualización, que no diera sensación de estrechez, de ahogo, y que la propietaria cuando llegara a su casa quisiera disfrutar y descansar a la vez.

Redistribución y Decoración en Vila-real, Castellón.

Redistribución y Decoración en Vila-real, Castellón.

El salón en un principio era un reto, ya que solo disponíamos de un sofá, mueble de salón y la televisión, había una mesa de madera, típica de cocina rustica y dos sillas, y la distribución era rara, ya que tenia tres columnas de medidas diferentes. Se empezó con la idea de crear dos espacios diferenciados, uno para el comedor y otro para el salón. Estaba todo pintado en un tono camel o gris, y decidimos que la mejor manera de diferenciar las zonas, la crearíamos con el juego de columnas. Se pintaron en un azul cobalto oscuro, en la pared del mueble de la televisión, se coloco un magnifico papel geométrico en tonos azules y dorados, de la colección de LURSON, que tenia el mismo azul de las columnas, lo que daba una continuidad y hacia profundo el espacio. el resto de paredes se pintaron en un tono arena de playa, usado también en la cocina. Se eligió una mesa extensible, pero redonda de MENZZO, con 4 sillas tapizadas en antracita, que hacían destacar el efecto marmoleo de la mesa y las patas de la misma en un pie formado por radios crecientes, de varillas en color dorado. Se colocaron estanterías en tono wengué, como la parte baja del mueble en uno de los rincones, junto con una lampara alta de pie, y junto a la columna una planta, donde su altura y su tono verde realzaba el conjunto, ya que lo situemos en la zona con mas iluminación natural de la casa, con unas cortinas largas en color blanco, con un dibujo suave, y enfrente, en la otra columna se colocaron 3 espejos enmarcados en tono cobre, que realzaban la columna y a la vez daban sensación de amplitud, resaltando también el tono de pintura de la columna. Sobre la mesa, cambiamos un plafón de luz redondo que había colocado, y se reemplazó por una lampara redonda, tipo forja y madera, con un cordón negro que partía de un punto y se reunía en otro, justo en el centro, creando un arco moderno. Se eligió una bombilla led de tono naranja y luz cálida.